miércoles, 26 de noviembre de 2014

Acoso

Por la noche leía un artículo que habla sobre las agresiones sexuales llamado ¿ESTÁS SEGURA DE QUE NUNCA HAS VIVIDO UNA AGRESIÓN SEXUAL? Anexo hasta abajo el link, l@s invito a leerlo es muy bueno.
Me quedé con la pregunta no del artículo, sino con la de mi inquisitiva cabezota: ¿Por qué este tipo de situaciones nos parecen tan normales? ¿Cuántas veces al día una mujer enfrenta agresiones sexuales? ¿Qué sucede cuando una mujer se atreve a denunciar las agresiones?
Más allá de abrir los ojos, denunciar, participar en los días de NO violencia de genero etc etc hay algo siento yo de mayor fondo que nos lleva a hombres y mujeres a vivir estas situaciones.

No es normal que al ir por la calle un hombre le diga a una mujer MAMITA QUIERO MAMARTELA, no es normal que entre una plática de “amigos”, de bromita, con la bandera de mente abierta, el señor le diga a la mujer YO SOLO TE VOY A PEDIR UN FAVOR: BESAME CON LA VAGINA. No es normal que en el metro te persigan con la mirada y te silben como si fueras perro. O que otro “amigo” te diga: EEHH TÚ, EN LUGAR DE OFENDERTE POR LO QUE TE DICEN, DA LAS GRACIAS DE QUE SE FIJAN EN TI, NO EXAGERES LAS COSAS. Nada de esto es normal pero sí es común.

Expongo situaciones que no son desconocidas para mí, situaciones que he vivido en un mismo día y  que a diario tengo que escuchar, ver, sentir y buscar la mejor manera de reaccionar.
Desgraciadamente no puedo ir por la vida pegándole o agrediendo a todo aquel que me diga cosas. No puedo porque me la pasaría todo el puto día peleándome desde que salgo de la casa, en la esquina mientras espero el micro, en el micro mismo, en el metro…
No es que yo sea una super modelo o que sea la última cerveza del desierto, noooo, ni me siento así,  ni lo soy, solo estoy diciendo situaciones que muchas mujeres igual que yo viven y lo agotador que es vivirlas. (Quisiera saber cuantas pueden alzar la mano y decir YO TAMBIÉN)

En una ocasión un amigo me decía AYER PENSABA QUÉ ES LO QUE MÁS ME GUSTA DE TI, Y PENSÉ QUE ERES BUENA ONDA, NOBLE, TU COMPAÑÍA, TUS CONSEJOS, PERO LO QUE MÁS ME ENCANTA DE TI SON TUS CHICHIS. Lo decía con una expresión que no puedo describir.  Iba bien el idiota, pero lo arruinó todo. ¿Y eso se debe agradecer? ¿Y eso se debe tomar como normal? ¿Y eso no es una agresión sexual?  En el momento de la charla no dije nada, solo lo escuché y estoy segura de que él no sabe lo que hizo.

Yo no quería saber eso. Ni quiero saber cuantos tipos están dispuestos a llevarme gratis en sus taxis y/o carros, no me interesa saber a qué TE huelo, ni lo que te provoco. No me importa y me agrede. Sin embargo es algo que a diario recibo, sin quererlo, sin buscarlo y sin merecerlo.
Me agrede porque el juicio que se emite es sobre mi persona, porque me siento objeto… OBJETO, no persona. Me agrede porque a nadie se le ocurre preguntar AMIGA ¿VAS CÓMODA? ¿DESAYUNASTE HOY?  A nadie se le ocurre averiguar si eres inteligente o si ese día te levantaste triste. Lo único que parece importar y que es normal es que en la calle te digan MAMITA, MAMACITA, BOMBON, QUE NALGOTAS, TE CHUPO LAS CHICHIS.
Es grotesco no?? Lo es, pero no es mentira.

Sin embargo desde muy chica aprendí que esto es “normal” porque vi a mis mujeres adultas bajar la cabeza cuando las acosaban en la calle. Las vi pasar con miedo junto a una “bolita” de borrachos, las vi temer a los hombres en diferentes circunstancias.  Y las escuché decir que para evitar eso una debe vestirse muy tapadita y decentita. Y vi y escuché también a mis hombres adultos aventar “piropos”, cerrar los ojitos, hacer expresiones vulgares y asquerosas cuando veían mujeres en la t.v. o en la calle. Y eso era normal y nadie me dijo que dolía, que agredía y que incluso es el inició o la puerta de entrada para los tocamientos, abusos sexuales, violaciones e incluso asesinatos a mujeres.

No todos los hombres lo hacen y sí agradezco cuando alguien de una manera respetuosa me dice ME GUSTAS, ERES MUY LINDA por ejemplo. A todas nos halaga eso, pero las agresiones sexuales no. Y estas van desde una mirada, una que te dice VOY A COGERTE AUNQUE NO QUIERAS, una mirada que te obliga a voltear hacia otro lado porque de alguna forma ejerce poder sobre ti. Pasan también por las palabras y llegan hasta los tocamientos accidentados…

Quizás me estoy enfocando a lo más común del mundo, y ahí está lo triste, que esto es común, que pasa todo el tiempo y que en lugar de solucionarlo hemos tenido que aprender a vivir con ello.
He notado que cuando uno de estos tipos me mira violentamente, mi respuesta tiene que ser más violenta y mirarlo más agresiva y hacer que sea él quien agache la mirada. Sí se puede pero para esto tengo que desaprender lo que vi de niña y tengo que tener el valor que todas mis mujeres adultas dejaron guardado. Tengo que hacer acopio de todos los elementos que tengo de mí, de mi valor, de mi coraje, de mi hartazgo, de mi querer defender el derecho que tengo a caminar libre y segura por las calles y tengo que recordarme en ese momento que la que tiene el poder absoluto sobre mí soy yo. Y entonces me digo:

Galhamar: Eres una mujer Libre y Poderosa, solo por hoy no le otorgues tu poder a los buitres.

Galhamar Ryg



http://www.pikaramagazine.com/2014/11/estas-segura-de-que-nunca-has-vivido-una-agresion-sexual/




lunes, 24 de noviembre de 2014

Mis Alas

¿De qué color tienes las Alas? 
Esas Alas que te elevan al infinito espacio de tu propia personalidad.
¿Son blancas acaso si piensas en pureza? ¿Se vuelven rojizas si la ira te acompaña?¿O serán azules si te invade la nostalgia? 
Qué más da cómo se muestren, no importa si quiera si otros las ven, me basta con saber que mis Alas son internas, las que me permiten volar a donde deseo con tan solo pensarlo, abrazar a quien extraño, cobijar a quien no puedo proteger, envolverme si tengo miedo.
Elevarme por encima de un problema, dejarme caer en la nada con confianza
Me basta con saber que nací con ellas y a cada momento las he teñido de algún color…
El color de mi esperanza en el mañana, el color de mi oración elevada, el color de mi temor si camino entre las ramas, el color de mi pasión alocada.
Mis Alas… bellas, enormes, eternas Alas¡¡¡
No importa si hay frío, no importa si quiera quien se ha ido, ellas permanecen conmigo, siempre fuertes a lo largo del camino. 
Mis Bellas no me dejen sentarme en el olvido… 
Mis enormes, protéjanme siempre en medio del río… 
Mis Eternas¡¡¡ mi alma lucirá en sus plumas siempre bella.
Extiéndanse completas si hace falta… no me permitan olvidar que me fueron dadas para volar.
Que están conmigo siempre en el andar. Que nada de lo que aparezca o la ausencia de cualquiera me las puede arrebatar.
Amadas Alas¡¡¡ Cobíjenme esta noche que mañana de nuevo volveremos al andar…

Galhamar Ryg

viernes, 21 de noviembre de 2014

Mi Diosa Madre

"Puedes hacerte tu propia idea de Dios".... Creo que esta es una de las partes que más me atrapó. El hecho de poder sentir libertad incluso de concebirlo como se me de mi gana. Habrá quien diga que soy blasfema o "apostata" jajajajajaj me encanta esta palabra (Negar La fe de Jesucristo recibida en el Bautismo r.a.e.) el hecho es que a mí "se me antoja" Madre en vez de Padre, a mí se me antoja Diosa en vez de Dios.

Crecí dentro de una sociedad (familia, familiares y escuela, ubicándome específicamente en la primera infancia) en la que consciente o inconscientemente me hicieron sentir que para ser amada tenía que hacer algo, para alcanzar el amor, la protección, la aprobación de mis cercanos tenía que ser de una forma muy específica: obediente, buena niña bla bla bla
El amor, la atención, los cuidados fueron en la mayor parte del tiempo condicionados y no culpo a nadie, supongo que cada quien me dio lo que tenía. Sin embargo una pequeña no comprende por qué tiene que ser o dejar de ser para que alguien no se enoje, para que no la dejen de querer, para que alguien no la abandone o para ser digna de recibir el amor que necesita todo ser humano.

A esta cotidianidad de condicionamientos se le añade el tema religioso. La primera comunión, la catequista que levitaba de lo requetesanta que era (solterona, anciana y con trenzas largas largas) una dulce y melodiosa voz diciendo GANATE EL ALIMENTO, NO COMAS SI ANTES NO HAS HECHO ALGO POR TU PROXIMO Y UN SERVICIO A DIOS NUESTRO SEÑOR…. DIOS TE PERDONARÁ EN LA MEDIDA QUE TÚ PERDONES A TUS SEMEJANTES… SI TE DAN UNA CACHETADA PON LA OTRA MEJILLA COMO LO HIZO NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO…

¡¡¡Te imaginas la revoltura en la cabeza de esa niña!!!  El punto principal y el cual se quedó en mí tatuado es: PARA SER DIGNA DE  AMOR, DEBO SER  BUENA, COMPLACIENTE, SACRIFICADA, SERVIR Y PONERME DE TAPETE… DE LO CONTRARIO NADIE ME AMARÁ.
 Porque incluso este dios del que me hablaban también se enojaba y sentía ira y a esa debías temerle.

Pero al iniciar la recuperación me dijeron “Puedes hacerte tu propia idea de Dios…” y lo hice.

A mí se me antoja que no es un hombre, sino una Mujer, a mí se me antoja que es salvaje, que es puramente libre y que se conecta conmigo a través de mis ovarios, de mis senos, de mi vulva, de todo aquello que me hace ser Mujer.
A mí se me antoja que me dio la capacidad de procrear, de amamantar y de sentir extremoso placer a su imagen y semejanza.
A mí se me antoja que es insoportablemente hermosa y poderosa. Se me antoja que me creo en su vientre y que me dio a luz con un propósito.
A mí se me antoja dormir en sus brazos y pedirle a mi Mamita que me acurruque, que me envuelva, que me dé luz de su seno y que me de fortaleza de sus entrañas. A mí se me antoja que mi Diosa Madre no me abandona, no me deja sola y me consuela y me mese en sus brazos y me canta una canción de cuna y me hace dormir tranquila....
A mí se me antoja que me ama así tal cual soy y lo hace por el simple hecho de que Ella me creo,  no me condiciona y me comprende. Su creación me hace digna y no necesito domesticarme para que Ella me ame.

Se me antoja que me acepta y con sus manos acaricia mi espíritu para darle calor.
Ya lo concebí. Ese Poder Superior ya es mío, es Ella, es Mía, es Mujer, es Mi Madre Salvaje....


 Galhamar Ryg

martes, 18 de noviembre de 2014

...

Entonces entendí que el poder de mi ser se encuentra en mis ovarios, en mis senos, en mi útero. Que ambos son perfectos y me hablan, me comprenden, me guían. Intenté contactar con ellos, escucharlos por primera vez consiente… Este fue el resultado: 

Me pinté de frente (siempre lo hacía de espaldas o de lado) esta vez lo hice de frente, mis senos, mi útero, mis ovarios rojos, traté de sentirlos de percibir su latir, a la mañana siguiente menstrué de nuevo, apenas hace 15 días que tuve mi periodo y me volvió a bajar, estoy extremadamente sensible, chillona, adolorida, mis ovarios me duelen mucho, siempre es difícil mi menstruación pero esta vez es extremoso, apenas me soporto yo misma, trato de hablarles, de escucharlos, solo siento dolor y mucha tristeza, ¿hormonal? ¡¡Me siento fatal!! ¿Es normal todo esto??
Si pudiera lamer mi vulva, lo haría, si pudiera arrancarme el cabello, morderme las piernas, me arden por dentro, si pudiera llorar hasta vaciarme¡¡ 
si pudiera encerrarme y estar a oscuras deshacerme de este estorbo que detiene y sostiene mi sangre, quisiera sentir los chorros de dolor que salen por mi vagina, sentir su calor, su humedad deslizándose por mis piernas, que me toquen los pies, probar mi sangre, saborearla, untarla en mi cara y volverme toda sangre, toda fluidos, toda humedad. Si pudiera lamería mis senos y sanaría con mi lengua el dolor que están sintiendo, quiero estallar¡¡ quiero gritar¡¡¡ quiero morder¡¡¡¡¡ estoy enloqueciendo¡¡¡¡¡
Quiero correr y sentir el viento fresco, quiero llorar y desgarrar mi garganta con un grito, enterrar mis uñas en mi vientre y abrirlo, abrirlo¡¡¡ tener mi útero en mis manos y sostenerlo con mis labios, lamerlo, besarlo, tragarlo¡¡¡¡¡ Estallo¡¡¡¡¡ estallo¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Me estoy enloqueciendo, me estoy enloqueciendo¡¡¡¡¡¡¡

Cuando llegó la calma entendí que me hablaron del dolor de hace muchos años, sentí el reclamo por mi indiferencia, por mi ignorancia hacia ellos. Percibí, recordé dolores, agresiones, menosprecio mío y de muchos otros que me rodeaban. Dolor¡¡¡¡ Gritaban¡¡ NO ME ABANDONES MÁS NO MÁS¡¡¡ SOMOS UNO¡¡¡ YOSOY EN TI¡¡¡ 
Hoy trato de hablarles a diario, pero principalmente de escucharlos, de reconciliarme con ellos, conmigo… Hoy siento amor profundo por mí, por mis ovarios, por mis senos como nunca antes lo sentí…


Escrito el 18 de Septiembre de 2013
Galhamar Ryg

martes, 11 de noviembre de 2014

A solas...

Muero por sentir tu deseo
tus manos ardientes recorriéndome
tus labios gruesos absorbiéndome 
tus caricias suaves derritiéndome

Muero por percibir tu mirada lasciva desvistiéndome 
por sentir tus dedos persiguiéndome
por respirar tu aroma seduciéndome.

Muero por sentir que te enloqueces
que tu sangre hierve
que tu miembro crece. 

Muero por sentir tu boca ardiente 
tu lengua mojada mojando aún más 
mi vulva enloquecida de tenerte.

Muero por sentir que me respiras
que me devoras, que me consumes
que te intoxicas de mamarme
que te enloqueces al perderme.

Muero por sentir tus dedos duros
por sentir tus dientes afilados
por lamer tus muslos curvos.

Muero por saber que me deseas
por sentir que mis pezones te alimentan
por saber que mi sexo te atormenta...

Muero por sentir tu deseo
y al pensarte me humedezco
al desearte me enloquezco
al esperarte desespero... 


Galhamar Ryg 

jueves, 6 de noviembre de 2014

Radiografía

Lo que pasa es que yo no soy una mujer “normal”.  Soy una mujer inquieta, incrédula e inquisitiva… todo lo quiero averiguar.
El punto es que soy una mujer que baila y grita, que calla cuando tiene que hablar y canta cuando tiene que llorar.

El problema querido, es que además soy una mujer que tiene la mala costumbre de decir la verdad, aunque incomode, aunque moleste, aunque nadie me la pregunte.

Lo que pasa es que nací “torcida” de la mente y suelo entregarme hasta el final.  No soporto las mentiras ni la infidelidad. Soy una mujer que ama amar y que enloquece al verte enloquecer.  Si no exploto en tu emoción, muero reprimida en mi corazón.

Soy una mujer que tiene una gran cantidad de traumas, neurosis, resentimientos, rencores, recuerdos. Del mismo modo que tengo habilidades, cualidades, capacidades y sueños.
Soy una mujer que no sabe cerrar la boca de su mente, ni puede ocultar los resortes de su corazón.
Odio los tumultos, estar a solas es mejor, amo el sonido de mi respiración y me relajo si alejada de todos estoy.

Escribo todo el tiempo donde sea, papeles, hojas, servilletas…

Y es que si no escribo me asfixio, si no hablo me reclamo, si callo me castigo. No hay lugar donde se esconda esta que soy y aquella otra que me habita, ni manera tampoco de callar a la que grita, ni dormir a la cachonda sin darle antes “medicina”

El problema es que no esperaré a que vengas y me satisfagas, tan solo te haré testigo del placer y el poder que tengo entre las piernas, que recibo de mis senos, que inhalo de mi propio aliento.

Soy mi amor una mujer que no ha sido de un solo hombre, y a todos los hice enloquecidamente míos. Cada uno me lleva en su ser por algo, por alguna razón, porque fui muy loca o muy estúpida, porque fui  entregada o despiadada, porque fui muy puta o quizás me hice la santa. Cada uno de ellos dejó en mí una huella y a cada uno de ellos los marqué yo.
Indelebles se quedaron, indeleble yo soy.

Además tengo miedos… tantos… Inseguridades, manías, locuras, celos. Como tengo ternura, ocurrencias, detalles, desenfreno.  ¿¿Y sabes qué es lo peor?? Que todo esto lo siento en extremo, soy necia y aferrada; olvidadiza de lo que no me interesa y memoria fotográfica cuando me conviene.

Además de ser mujer, soy madre y amo no solo a mis 3, amo a  mis 7 Guerreros!!!     Daría la vida por ellos, con mis garras desharía a quien se atreviera a tocarlos.   Con mi corazón, mis colmillos, como sea necesario, los defiendo incluso de mí misma y con mis ojos aniquilo a quien tenga la osadía de estar en contra de ellos.

Soy una mujer loca… que por las mañanas no despierta si no después de 2 horas, y por las noches da 2 mil vueltas en la cama antes de conciliar el sueño;  que pierde todo, se apresura tanto y hasta puede caerse por llegar a tiempo.

El detalle es que me rijo por ciclos, a veces soy fuerte y poderosa, a ratos soy una niña miedosa. De pronto lloro sin motivo y luego río a carcajadas o te caliento tan solo con mi mirada.

Dicen que soy “insoportable” y tal vez sí…  de hecho en ocasiones ni yo misma puedo aguantarme…
Tú que puedes alejarte de mí, hazlo!!! Huye!!! Rápido!!!  Jajajajajajjajajaj jodida yo que tengo que habitarme, escucharme, mirarme, enloquecerme…  todo el tiempo.

No intentes meterte donde seguro vas a perderte. Me han dicho arrogante y egocéntrica ¿¿y qué si así es?? ¿¿Y qué si eso se piensa??  Conocerme es amarme o es odiarme. Yo misma paso de una lado a otro, odio amarme tanto y he llegado incluso a amar odiarme.

Jajajajajjajaj sí, loca, caliente, melancólica, miedosa, amorosa, chillona, insoportable, exagerada, terca, desbocada!!!!!!!

“Te quiero a ti”… dijiste
Jajajajaaj ternurita!!!
No sabes ni lo que dices.
Mejor vete ya
 =>


Galhamar Ryg

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Tengo ganas de un amor

Tengo tantas ganas de un amor!!!!
Uno apasionado, que desgarre
que rompa mi ropa de ansiedad
que me muerda los hombros con pasión.

Uno que sangre por tenerme
que lama mis labios con ardor
que mire mis ojos con amor.

Uno que se envicie de tocarme
que sea su delicia saborearme
que enrede sus dedos entre mis cabellos
que toque mi rostro lentamente.

Tengo tantas ganas de un amor
que me deje su aroma impregnado
que me deje en los labios un suspiro
que despierte a diario al lado mío.

Que sea su maravilla encontrarme desnuda
enredada entre sus piernas
cansada, sedienta de su néctar.

Uno que sea feliz de tenerme
Que a pesar de ello no quiera poseerme
Que comprenda que soy libre
Que me ate solo para seducirme


Tengo tantas ganas de un amor
uno loco, desesperado, salvaje y despiadado
que sangren mis dedos al tomarlo
que muera en el intento de olvidarlo.

Uno que lea en mis ojos lo que pienso
que sienta en mi caricia lo que anhelo
que comprenda que el amor es mi alimento

Galhamar Ryg

lunes, 3 de noviembre de 2014

Sí hijo... Soy alcoholica

El proceso de la recuperación no es sencillo o al menos para mí no lo ha sido en lo más mínimo. Tuve que vivir en carne propia eso de que primero se debe tocar fondo para querer salir adelante. Es tremendamente insoportable el hecho de tener que admitir que se padece una enfermedad llamada alcoholismo y que solamente admitiéndola y sintiéndote derrotada podrás dar los primeros pasos hacia tu fortalecimiento y liberación.

Solo por no dejar, la Organización Mundial de la Salud dice que el Alcoholismo es una enfermedad incurable, progresiva y mortal. La ciencia médica se ha declarado incompetente para sanar dicha enfermedad.
Pero a pesar de ser una ENFERMEDAD la sociedad ve muy mal al enfermo alcohólico y ni qué decir si se trata de una ENFERMA.

Cuando alguien tiene cáncer, que es en su mayoría también incurable, progresivo y mortal, nadie siente repulsión por el enfermo, al contrario, se le apoya, se le tiene consideraciones y se busca ayudarle.  Hay muchas asociaciones en las que se apoya a la mujer con cáncer de mama por ejemplo, pero no así para la mujer alcohólica. Ya que esta última se exhibe, abandona a sus seres queridos, pierde trabajo, familia, dignidad, dinero… todo por su enfermedad.

Es una enfermedad incomprensible porque no solo ataca el cuerpo creándonos una compulsión insaciable por consumir más y más y más,  también nubla los sentidos y te hace percibir cosas que no existen, tú podrás sentir que vas muy derechita por la calle pero vas tambaleándote entre los carros. Existe un sinfín de videos y bromas al respecto y de verdad solo quien lo ha vivido sabe que no son exagerados.  Del mismo modo que mientras estás ebria ves cosas que no son, de igual manera, cuando aún no has bebido,  tu mente permanece como en una neblina constante, solo alcanzas a pensar que necesitas más alcohol y que solo vas a estar tranquila cuando empieces a consumirlo, desgraciadamente borra de tu cabeza todos los episodios anteriores.
Si en la “fiesta” de un día o de una semana antes te caíste, te raspaste, amaneciste con alguien que no conocías, te gastaste toooodo el dinero etc. Ya para cuando tienes la ansiedad de consumir de nuevo todo aquello se olvidó. Nada es suficiente en experiencia como para que te haga desistir de beber de nuevo.
¡¡¡Esto es tan incomprensible para la enferma como para quien la rodea!!!

El decir SOY ALCOHOLICA…. Aaaauuuuccchhhhhh!!!!! Duele, enoja, arde, da rabia!!! ¿No suena así como a que SOY DE LO PEOR? ¿No es eso para los hombres?  Las palabras HOMBRE y ALCOHOLICO no suenan tan mal juntas… pero MUJER y ALCOHOLICA???????? ¡¡Eso sí que suena mal!! 
Recuerdo la primera vez que lo dije:
Era una tarde fría, yo estaba dormida cuando mis hijos llegaron de la escuela, la noche anterior no dormí porque en ese tiempo ya era un hábito normal beber todos los días, llevé a mis hijos a la escuela por la mañana y regresé a dormirme, ellos no estaban acostumbrados a regresarse solos de la escuela, en realidad eran pequeños, 11, 9 y 7 años, el caso es que yo no llegué por ellos porque me ganó el sueño… la cruda… todo.

Me despertaron al llegar y después de aventar sus mochilas mi hijo el de 9 años me mostró una hojita donde hablaba de este ríspido tema EL ALCHOLISMO, era un tríptico donde venían características de la enfermedad y una explicación amplia.

Mi pequeño me dijo:
  - Mamá: ¿tú eres alcohólica?
  - ¿Por qué me preguntas eso hijo? – con mi cara de cruda y mi aliento mataburros!!
  - Porque todo lo que dice aquí tú lo haces.
Su pregunta me enojó muchísimo, pero recuerdo su cara esperando una respuesta y sobre todo sé que esperaba una respuesta honesta.  Después de leer detenidamente lo que decía el tríptico, tuve que mirar a mi hijo a los ojos y decirle:
    - Hijo: Sí soy alcohólica…
    -Aquí dice mamá que es una enfermedad ¿por qué no vamos a buscar un doctor que te ayude?


Decir eso me costó mucho trabajo y sobre todo decírselo a mi hijo. Pero con el hecho de decirlo no fue suficiente para que mi corazón y mi mente lo admitieran de verdad!!!

¿¡No es increíble¡?  Ya llevaba por lo menos 2 años bebiendo todos los días, ya llevaba por lo menos 5 años metiéndome en un problema tras otro, ya tenía mi cuerpo tan deteriorado que no soportaba ingerir agua natural.  Ya había perdido muchísimas cosas y sobre todo ya había perdido la paz al dormir, el hábito de comer, la confianza de mis hijos y ni qué decir de mi dignidad y la esperanza por vivir.
Y aún así tardé a partir de ese momento, 2 años más en iniciar la recuperación real.

Así de cruel es la enfermedad, así de tirana, así de despiadada que confunde tu mente de tal manera que te hace pensar y sentir de verdad que con una copa más no pasará nada…

El andar para buscar las soluciones y las respuestas ha sido difícil, pero afortunadamente me llegó la luz.
Hoy él y sus hermanos saben que tienen una madre alcohólica pero ahora en recuperación.
Creo que tanto ellos como yo podemos ya dormir tranquilos.


Galhamar Ryg