miércoles, 27 de mayo de 2015

Somos

Soy el río que te abraza en las mañanas
El río de sonrisas tiernas, dulces… aunque falsas
Soy el jugo de naranja que consumes
Y el desayuno que te comes entre nubes

Soy las letras que no escribes y que sueñas
Las que ocultas, las que robas, las que rompes y crees muertas
Soy las cartas interminables que no escribes
Las que sangran en tu piel cada vez que te reprimes

Soy la cama seca que abandonas y no miras
La sábana humedecida del sudor de tus caricias
Soy la cobija en la que te envuelves cuando lloras
La que intentas esconder y quemar tras soñar que me devoras


Soy ese recuerdo inamovible de tu mente
El tatuaje, cicatriz, lunar, marca indeleble
Soy lo que te callas y murmuras entre dientes
¡¡Mi Amor Cobarde!! Gritas en silencio cuanto duele

Soy el agua que te bebes y la lluvia que te empapa
Soy el fuego que te arde y la luz que te acompaña
Soy el secreto eterno que guardarás en el alma
Soy el dolor, el arrepentimiento, el castigo y la añoranza

Mas tú…

Tú eres el beso tierno y fugitivo que no encuentro
El dolor de mis piernas, el latir que llevo dentro
Eres el sueño dorado que no existe
La madrugada fría, despiadada, la más triste

Tú eres el rincón donde he escondido mis colores
El dulce que la hiedra le ha robado a mis olores
Eres el canto de mi alma que no sale de mi boca
El fuego prisionero que me quema y vuelve loca

Tú eres la mirada que perdí entre tus pupilas
El roce, la saliva, el hilo y las cenizas
Eres lo pequeño e insignificante que me arranca lo suspiros
El recuerdo y el anhelo de mirarte en mí dormido

Eres el Conejo de mi Luna y la estrella de mi cuerpo
Mi Sol de Fuego, mi tormenta en el invierno
Eres lo que siento, vivo, sufro y necesito
Lo que tanto extraño Mi Amor y jamás olvido

Galhamar Ryg


Imagen: Víctor Nizovtsev

lunes, 25 de mayo de 2015

¿Nuestro?

Si vas a aparecerte nuevamente
Al menos besa mis labios lentamente
No corras, no te escondas, no me mientas…
No lo intentes.

Si acaso piensas hablar de nuevo
Dime lo que  me dijiste en el invierno
Que me amas, me extrañas y me añoras
Que te espere recostada ya sin ropa

Sí… regresa Cariño…

Que al fin de cuentas no he podido ni podré sacarte
Que tus gritos y desaires, son mentiras y lo sabes
Regresa que sabemos que la historia no ha acabado
Que tus manos son las mías y mis ojos tu pecado



Querida Horrible adorable…

Elegimos lo que debíamos elegir, hoy no quiero lamentar muchas cosas que he lamentado por años, entre ellas el estar lejos de ti.
Has sido, eres y serás el amor de mi vida, ese que se guarda en el corazón y que pido a Dios así te mantenga siempre, sé que has sido la mujer de mi vida y con quien quisiera haber compartido todo.

Esta situación puede ser confusa y hasta cierto punto incómoda, te pido no hagamos este reencuentro otro episodio de dolor o lamentos como lo hemos hecho antes.

Por favor, hagamos de este reencuentro algo mágico, algo único, hagamos de él NUESTRO LUGAR (SECRETO O NO).

GALHA TE AMO.



 ¿Y luego qué?


Si estoy Sola aquí… estoy sola sin ti
¡¡¡Maldita sea!!! Odio Soñarte y fingir
Odio amarte y querer huir de mí
Odio no entender… de nuevo
De nuevo te  perdí

Galhamar Ryg


Imagen: Prenses Tarakanova
Konstantin Flavitsky

martes, 19 de mayo de 2015

Poquito

Saborear tus labios con sabor a fresas
Observar detenidamente el delineado de tus cuevas
Arañar suavemente tu espalda entre cortinas
Absorber profundo el aroma que me brindas

Tus cabellos enredarlos con mis dientes
Despeinarte el cuerpo entero mientras sientes
El deseo desgarrador que me acompaña
El hambre de ti que tengo en las entrañas

Tu virilidad despertar con mi mirada
Y tus instintos desbocar con mis fragancias
Desvestir tu cuerpo con mis colmillos
Excitarme más y enloquecer  con tus gemidos

Saciar mi sed de amor entre tus fuentes
Beberme entera el agua de tu mente
Absorber, lamer, jugar con tus juguetes
Asirte a mí desde hoy y para siempre

Perder la razón, la cordura y los recuerdos
Mirarlos volar y disolverse con tus besos
Perderme en el fuego interno de tus dedos
Encontrar mi esencia adormecida en tus silencios

Ser el soporte firme de tus patas
Y esperar tu piel de Lobo arder sobre mi cama
Soportar tus garras despiadadas clavadas en mi espalda
Aullar los dos enloquecidos entregándonos el alma

 Lamer… lamerte lentamente y suavecito
Sentir tu lengua ansiosa mientras grito
Perderme tiernamente en tu suspiro
Cerrar mis ojos al sentirte enloquecido

¿Cuánto más quiero de ti por ahora?
Tan solo quiero en este instante arrancarte la ropa
Mirarte, sentirte, besarte, devorar tu cintura
Disfrutarte, absorberte, morderte, tatuarte mi locura

Morir lentamente entre las yemas de tus dedos
Y renacer de golpe montada en tu lecho
Desenfrenada cabalgar entregándote mi pecho
Enterrar mis uñas en tu cuerpo que aprovecho

Por hoy con esto bastaría Amigo Mío
Con eso sería feliz, me desharías todo el frío
Por hoy con tan poquito voy a conformarme
Que mañana…
Mañana después de esto ¡¡¡te lo juro!!!
Volverás enloquecido a buscarme


Galhamar Ryg


Imagen: La Belle Dame sans merci
Sir Frank Dicksee

jueves, 14 de mayo de 2015

Dos vidas en una

El miedo se convirtió en una constante para mí, la inseguridad, el terror a la vida.
Las dudas y la depresión.  Dormía demasiado, me sentía taaaan estúpida, derrotada, poca cosa. A los 24 años estaba separada y tenía 3 hijos     
 ¡¡¡¡24 años!!!!!

Tengo una compañera de trabajo que es mi maestra y acaba de cumplir recientemente sus 24 años.  La veo además de hermosa, fuerte, segura, sabe lo que quiere respecto a su vida, hacia donde va y cómo ha de lograrlo.

Todo el tiempo sonríe y canta, hace bromas. Es feliz.
Su presencia me hace sentir llena de energía y con vida y no puedo evitar recordar mis 24 años.
Aterrada completamente por la llegada de mi tercer hijo. Y deja de lo aterrada, me sentía menos que cualquier otra persona. Se suponía que yo estaba para cumplir con las expectativas de muchas personas a mi alrededor. Se suponía que a esa edad yo debía ya de tener una carrera universitaria, ser soltera y tener la fila de pretendientes y por supuesto decirles a todos que no o de menos darme el tiempo suficiente para elegir al que más me convenía.

Pero mi vida no se presentó de esa manera, no me di la oportunidad de elegir correctamente, porque ni si quiera sabía qué era lo que quería. Solo vivía por impulso, huyendo de una y otra cosa cada vez, de inicio quizás del yugo de mi madre, después de un matrimonio fallido, luego de la realidad taaaaaan pesada que implicaba sostener a 3 niños, darles buen ejemplo, tener la casa limpia, conseguir empleo de lo que fuera por la falta de estudios,  aceptar … ¡¡¡¡carajo!!!!! Aceptar que hice de mi vida todo lo contrario de lo que tenía que hacer. Pero sobre todo huía de mí misma. De ese sentimiento de soledad y vergüenza que sentía por mí.

¿A qué hora pasó? ¿A qué hora dejé de ser la chica prometedora para convertirme en el intento de adulto que era en ese momento?  Recuerdo por ejemplo cómo la presencia de los hombres en mi vida representaba una constante persecución de algo inalcanzable.

Una mirada, una palabra, una sonrisa de CUALQUIERA para mí era una esperanza. Un ME GUSTAS o un ESTÁS LINDA para mí era una enorme mentira, pero no importaba. Me sentía tan poca cosa que no creía que alguien pudiera fijarse en mí.  Porque además sí me pesaba aquella idea de que nadie me iba a querer con 3 hijos.
Alguna vez un chico que me encantaba me lo dijo AAYY GALHA SI NO FUERA POR TUS HIJOS SERÍAS LA MUJER PERFECTA PARA MÍ.

Ese tipo nunca supo cuanto me dolieron sus palabras.  Pero el rato o los ratos que él pasó conmigo a mí me hizo feliz, porque recibía lo que tanto necesitaba: Una limosna de Amor      aaauuuuccchhhhh!!!!!

Lo mismo con el que pasó antes o el que vino después. Cualquiera que viniera y me dijera cosas bonitas me hacía sentir no bella o importante, me hacía sentir esperanza de que aunque fuera por un momentito yo podría sentir lo que tanto necesitaba.

Creo que hay hombres que huelen esta sensación y creo que hay algunos que se aprovechan de ella. Porque a fin de cuentas sucedió que solo querían tener una aventura sexual y yo de nuevo me quedaba con el sentimiento de vacío profundo… ¡¡¡qué doloroso era el momento en que el señor se vestía y salía rápidamente de la habitación!!!

Y es que el problema era que yo no aspiraba a más porque creía no merecerlo.
Joven sí, pero del resto dudaba demasiado. No me sentía bonita, ni inteligente, ni valiosa. Por el contrario, me sentía muy fea, tonta por haber desperdiciado mi vida y por haberla echado a perder con mis decisiones tan equivocadas… esto dicho por otras personas y bueno yo lo abracé… también me sentía buena para nada, con el cuerpo deformado, con las ideas torcidas, con miedo a vivir y con la  única seguridad de que la vida era hermosa solo si estaba ebria!!!

Porque era en ese momento cuando todo dejaba de importar, ni mi apariencia física, ni los hijos que tenía o si mi madre estaba altamente decepcionada de mí, en ese momento ya no importaba si era Mickey Mouse o si era Shreck el que me brincaba encima… Ya nada importaba. Mientras estuviera alcoholizada solo podía sentir que todo podía irse al carajo, ese era mi momento, era mi descanso, ahí no me preocupaba si la sociedad decía que debía ser delgada para ser bella o si para ser alguien debía tener una profesión o si era una estúpida por “llenarme de chamaquitos” ¡¡¡noooo!!!!  Ebria yo era dueña del mundo… al menos de mi mundo. Y el dolor se adormecía y la tristeza se disipaba, la ira se calmaba, la vergüenza desaparecía.

El alcohol se convirtió en una primera necesidad porque era lo único que podía contener tanto dolor y tanta vergüenza, tanta lástima por mí y tanto terror a la realidad. Sin darme cuenta que mientras más bebiera más grande hacía los sentimientos de los cuales intentaba escapar. Por supuesto más terrible se hacía la realidad que yo misma provocaba y más descomunal se hacía el terror.

¡¡Bendito sea el día en que ya no pude más con todo esto!! ¡¡Bendito sea el día en que derrotada tuve que inclinar mi cabeza y pedir ayuda!!  ¡¡Bendito sea el día en que Mi Diosa Madre me abrazó y me mostró el camino!!

Porque hoy volteo atrás y no puedo creerlo. Hoy  que escribo en mi oficina, con mis uñas largas y rojizas, con mi cabello rizado, degustando un delicioso chocolate… hoy que me levanté por la mañana dispuesta a salir a guerrearle a la vida, hoy que bebí agua pura y me bañé con agua fría, hoy que me miro en un espejo y me sonrío a mí misma… Hoy que veo a mis hijos descansar tranquilos porque saben que pueden confiar en su madre… Hoy me recuerdo a mis 24 y me abraza una profunda sensación de agradecimiento porque ya no soy esa mujer y más aún porque sobreviví a todo eso y se me dio la oportunidad de tener una segunda vida en esta misma.

Mi pequeña compañera/maestra de 24 se fue hace un rato, salió como siempre con el clásico NOS VEMOS MAÑANA GALHA, QUE DESCANSES y llevaba sus labios rojos y su sonrisa y su fortaleza asida a ella como es costumbre. La quiero mucho y la admiro aunque nunca se lo he dicho pero el verla a ella me da mucha felicidad  y agradezco infinitamente a la vida que mi maestra tenga una vida tan distinta a la que tuve yo así como agradezco infinitamente a la vida el camino que recorro hoy.


Galhamar Ryg



Imagen:Nocturno
AlejandroGM
http://www.artistasdelatierra.com/obra/133639-NOCTURNO.html

miércoles, 13 de mayo de 2015

Ahí estoy

Cierra los ojos y dame otro besito
Lentamente escúrrete por mis oídos
Déjame cantarle otra canción a tu cariño
Saborea suavemente todos mis suspiros

Observa  esas rosas y las gotas en sus pétalos
Ahí Mi Amor, ahí se encuentran todos mis secretos
Observa bien las nubes y sus formas
Ahí Vida mía, ahí se encuentras todos mis aromas

Voltea a ver por un segundo los colores de la tierra
Por ahí anda enredada  mi cintura entre la hierba
Aspira fuertemente su olor y sus sabores
Son los míos Amado, el de mi corazón y mis rincones

Ahora abre tus brazos y entrega tu alma al viento
Que a través de él Vida Mía te doy todo lo que tengo
Abre bien tus brazos y déjame que te aprisione
En el aliento de mi esencia que te acaricia sin que lo notes

En las gotas de la lluvia siente mis frescas delicias
Que te abrazan y te juegan, te empapan y salpican
Siente en ellas toda la humedad que se desborda
De pensarte, añorarte e imaginarte aquí en mi alcoba

No me preocupa esta vez parecer loca
Si Te Amo sin mirarte y te invento de mi l formas
No te preocupes Mi Amor por la apariencia
Que en las hojas y en los pétalos soy de ti si lo deseas


Y sí Corazón Mío… sí….


En la noche déjame que te acompañe
Con mis risas y mis cantos, con los juegos y los bailes
Cuando llegue la noche Cariño Mío tan solo dime “Hasta Mañana”
Que de nuevo ahí estaré contigo cuantas veces haga falta


Galhamar Ryg


Imagen: ¿¿??