martes, 30 de junio de 2015

Ups!!!

No tolero que me den una orden.
No me refiero a las órdenes que dan en el trabajo, que por lo regular, al menos en mi trabajo, son peticiones amables y no imposiciones. Pero no hablo de este tipo de ordenamientos. Me refiero a los que vienen de un “señor” controlador y por supuesto acompañada de un sutil comentario manipulador, por ejemplo:

-Te pintas los labios… así te ves más bonita
- No te tardes… para aprovechar el tiempo
- Te paras temprano… para que te rinda el día
- Te pones la falda azul… así me prendes más
- Mándame un beso… muero por besarte
- No pases tanto tiempo en tu terapia… ya llevas mucho tiempo sin beber  
- No debes enojarte por eso… eres muy inteligente
- Fíjate bien lo que te voy a decir… para que te funcione mi sugerencia
- No debes exagerar las cosas…  piensa positivo
- Ya vete a dormir… para que descanses
- Me tienes que decir la verdad de todo… para que funcionen las cosas
- Pide permiso para salir temprano… así podamos ir a cenar
- Has ejercicio… para que te pongas más buenota
- No comas tanta grasa… para que no engordes
- Pues deberías conseguirte un hombre… te hace falta uno a tu lado

Entre otras.

No soporto los cuestionamientos, pero no me refiero a los cuestionamientos amables: ¿Cómo estás? ¿Cómo te fue hoy en tu trabajo? ¿Cómo te sientes? ¿Qué se te antoja?
Me refiero a los de ese otro tipo en el que tienes que responder con una explicación obligada, los cuales por lo general, vienen también de un “señor”… también controlador y también acompañada de un comentario manipulador, por ejemplo:

-¿Todavía no te duermes? Por eso no te quieres levantar temprano
-¿Qué estás haciendo despierta a estas horas? Necesitas descansar
- ¿Pues qué tanto escribes? Ya escribiste en la mañana
- ¿Qué tanto platicas? No dejes que te quiten el tiempo
- ¿Por qué publicas eso?  Pueden pensar mal de ti
- ¿Por qué a tu edad no tienes novio? Tan linda que eres
- ¿Por qué no me contestas el teléfono? Me preocupo tanto
- ¿Dónde estás?  Qué tal si te pasa algo
- ¿Quién te va a llevar a tu casa? Me importa tu seguridad
- ¿A qué hora te vas a ir? Ya es  muy tarde para que andes solita
- ¿Qué no te puedes salir temprano del trabajo? Necesitas divertirte
-  ¿Con esos taconsotes andas en la calle?  No te vayas a torcer un pie
- ¿Por qué tardas tanto en llegar? Te estoy esperando desde hace horas
- ¿Y te parece bien que estés alejada de tu familia? Pues qué tanto escondes
- ¿Cómo les permites eso a tus hijos? No les hace bien tales costumbres
- ¿No crees que deberías ir o dejar de ir, hacer o dejar de hacer tal cosa? Es mi opinión, te lo digo por tu bien.

Entre otras.

¡¡¡Me enferman!!! Es curioso como el hombre… noooo!! Lo siento, va de nuez:
 Es curioso como algunos “hombres” tienen tanta necesidad de controlar. 
Porque no me trago el comentario siguiente a la orden, ni tampoco me trago el comentario siguiente al cuestionamiento.  Como tampoco me trago el interés o la preocupación que me pregonan.  Aunque a veces ponga mi carita de idiota, por lo general ando a las ver… vivas!! Y me doy cuenta perfectamente que detrás de cada orden… perdón, “sugerencia” que  me dan se esconde un tipo que desea controlarme. Sé perfectamente que detrás de cada pregunta se esconde una sola pregunta real: ¿VERDAD QUE SOY EL ÚNICO Y ABSOLUTO DUEÑO DE TU LINDO TRASERO?
Se esconde una intención de dominar mis actos, mi apariencia física, mis emociones y hasta mis pensamientos, porque debo estar bonita  e impecable para cuando se les antoje así como de buen humor y bien dispuesta a lo que los “señores” deseen obtener de mí. No me enfoco únicamente a aspectos sexuales, me enfoco a todos los aspectos. Muchas veces he dejado de atenderles una llamada porque estoy charlando con una compañera de terapia, o he dejado de asistir a alguna cita porque tengo ocupado mi día con una trabajo importante, o no voy a tener sexo porque estoy cansada y desvelada por estar escribiendo lo que se me antoje o me presento a la cita tarde y mal vestida.  Para pronto:  Muchas veces no tengo ni si quiera el deseo de responder un mensaje o de escuchar a nadie que no sea mi propia locura. Muchas veces prefiero rechazar una invitación que abandonar mi cama y por supuesto que ya  me acostumbré y adoro ser la única dueña de mis decisiones y mis pasos.

Esto de andar sola por la vida puede parece triste, porque se supone que uno debe andar buscando al príncipe azul, la media naranja, el amor de tu vida y no sé qué tanta bobada se dice en torno a eso, pero la verdad es que a mí no me ha funcionado andar persiguiendo personas creyéndome que esta vez sí va a funcionar, que este sí es el bueno, que es el ángel que salvará a esta demonia de su infierno.
Pero la verdad es que cuando se adentran a mi infierno y conocen  mis demonios salen corriendo jajajajajajaja  Y no los culpo, entiendo que soy difícil de tratar y mucho más difícil de comprender.  No pido comprensión, ni pido tampoco que se me tolere, porque no ando buscando un hombre que me complemente, ni que me haga feliz.
De hecho no ando buscando un hombre. He aceptado la responsabilidad total de mi persona, de mi felicidad y crecimiento, esto solo depende de mí.

Pero si acaso se me para uno en frente con la intención de tener conmigo algo más que una amistad tiene que saber que se está metiendo entre las patas de una yegua, una loca desquiciada que adora estar sola, que adora estar en silencio, que le gusta ser dueña de su tiempo y de su espacio al cual defiende como perra rabiosa.
Tiene que saber que no soy domable, ni domesticable, ni modosita, ni limpiecita, ni de su casita y que además no le interesa serlo.
 No soy una mujer que desee desesperadamente atender a su macho y satisfacerlo hasta en los más estúpidos detalles, no soy una mujer que se conforma con migajas de tiempo o de cariño. Y para acabarla de joder tengo la mala costumbre de decir lo que pienso, siento, deseo o no me gusta.  Si no me escuchas respeto tu derecho a no escucharme, pero no esperes que vuelva a abrir mi boca.
Tiene que saber el osado este, que se está metiendo a  una aventura llena de adrenalina porque nunca se sabe…  ni yo misma lo sé, como es que voy a despertar mañana, o si después de una hora de risas pueda transformar mis carcajadas en llanto. No sé si mañana odie al pobre incauto al que ayer le dije que lo amaba.

Hoy muy lindo un amigo me preguntó por qué cambio de ánimo tan repentinamente y mi respuesta fue ESTOY LOCA y es que no tenía otra respuesta  ¡¡estoy loca!! ¡¡Soy difícil!! ¡¡Yo misma no me comprendo!! Pero he llegado a un punto de mi vida en el que no me interesa comprenderme sino amarme. No me importa quedar bien con nadie sino aceptarme tal cual soy. Y debo aceptar que estoy ligeramente desbocada de mis pensamientos y de mis emociones, que soy un sube y baja en estados de ánimo, en temores y fortalezas, aceptar que nadie tiene la obligación de tolerarme, amarme o comprenderme pero tampoco nadie tiene el derecho de intentar si quiera pensar corregirme. He notado como sufren intentando descifrarme como si fuese caja fuerte, me los imagino pensando ¡¡POR DONDE LE LLEGO A ESTA CABRESTA!! ¡¡CUAL SERÁ LA CONTRASEÑA PARA DESARMARLA!! jajajajjaj

Ya no estoy en el punto en el que lo que más necesitaba era una caricia y el sentir que alguien por piedad me amara. Ya no soy esa pequeña espantada que no sabe pedir lo que merece.
Hoy sé que estoy loca, pero también sé que mi locura es hermosa y quien se atreva a amar, respetar y aceptar esta locura  tal cual, estará ya no del otro lado sino a mi lado y sin darse cuenta seguramente logrará tener a esta yegua loca, completamente apacible y comiendo de su mano.

Jajajajajja…  ¿existirá el aventado?

Galhamar Ryg


Imagen: http://www.123rf.com/photo_13497633_female-centaur-facing-into-a-storm-3d-digitally-rendered-illustration.html

miércoles, 24 de junio de 2015

¿Seguro?

Si he de esconder mis anhelos
O callar en mi garganta los “Te quiero”
Si he de morder por ti mis labios
Lo haré sin pesar en cada abrazo

Si tengo que fingir que no te miro
Y guardar en mi pecho los suspiros
Si no hay más remedio que esconderlo
Lo haré en mis noches saboreando tus recuerdos

Acepto pues el camino pedregoso
El que me obliga a pensar en ti sin más reposo
Acepto pues el lado frío de mi cama
Ese en el que faltan tú y tu mirada

¿O es que debo negarme el cielo de tus brazos?
¿La sed por mí en tus ojos y tus manos?
¿Debo despreciar el bálsamo de tus besos?
¿La saciedad que da a mi espíritu nuestro encuentro?

¡¡¡Ay de mí que no me importa si es que pierdo!!!
¡¡¡Loca, loba, desquiciada, desesperada te deseo!!!
¡¡¡Ay de mí que no se amar quedito ni en silencio!!!
Se me asoman por los poros mis secretos

Lo que diera yo por ser normal como cualquiera
Que  me digan dónde diablos se consigue la prudencia
Lo que diera yo por ser domada y estar muerta
No sentir que eres tan mío aunque te mientas

¡¡Venga entonces lo que venga que he de saborearlo!!
Lentamente, sutil, bonito o en pedazos
¡¡Venga entonces lo que sea que no pienso perderlo!!
Gozaré  tu cuerpo, tus labios, tus rincones, tus abrazos

Más a solas no podré esconder lo que provocas
Ni el gemido, el alarido ni mis aullidos de Loba
Más a solas Vida Mía, te prometo serás mío…
Mi deber es advertirte que mi llave ha dado un giro


Y ahora soy yo quien te pide que lo pienses
No vengas luego a acusarme que caíste entre mis redes
Medítalo bien, que si entras en mi ser Amado Mío
Tal vez seas tú quien quede sin remedio a mis pies enloquecido

Galhamar Ryg


Imagen: Los amantes
Leonid Afremov

lunes, 22 de junio de 2015

No vas sola

¡¡Qué fácil es decir AQUÍ NO PASA NADA!!
Si me caigo y me rompo un hueso ¿Qué se debe hacer? Ir al médico y sacar una radiografía, luego el yeso, revisiones varias y terminar con una terapia motriz… dependiendo de la gravedad de la fractura ¿o no? ¿Y qué me avisa que me rompí un hueso? El dolor

Si acaso tengo gripa  ¿Qué se debe hacer? Ir al médico, que me haga un buen diagnóstico, receta, tratamiento con antibiótico, antiestamínico, analgésicos y por lo menos dura 7 días  este numerito ¿o no? Y ¿Qué me dice que estoy enfermita de eso? Pues los síntomas que van desde escurrimiento nasal, fiebre, tos, garganta irritada hasta un terrible dolor en tooooodo el cuerpo que no me deja ni comer normalmente.

¿¿Y qué me dices de las muelas?? Aaasssshhhhh!!!! ¿Alguna vez te ha dolido una? ¿Qué hago? Ir al dentista y suplicar que me cure o me la saque porque no se puede ni dormir, ni comer, no soporto la luz, duele el oído. El  médico me dirá  (y  presumo  que mi dentista es de lo mejor) si necesito primero desinfectarla para luego tratarla o extraerla y qué tratamiento debo seguir, qué pasos hay que dar y muchas de las veces tiene que sacarla DESDE LA RAÍZ para poder terminar con el martirio  ¿qué me dice que está mal algo en mi boca? Un maldito, desgraciado hijo de la gran %$&#@ dolor insoportable que se dice es el segundo más intenso que puede sufrir un ser humano después del parto… ¿o no?

¿Por qué no así con las emociones? ¿Por qué cuando me duele el alma no hago caso? ¿Por qué el afán de andar por la vida con un gran disfraz jugando a la optimista cuando por dentro me siento vacía, triste, desolada, aterrada? ¿Por qué no atender otro tipo de enfermedades? Las del alma, las de las emociones, las del estómago entumecido de sentir tanto miedo, las que adormecen el rostro por contener las lágrimas que urge derramar, las que generan un par de hombros endurecidos por no poder desahogar el coraje que regala una injusticia. La enfermedad que refleja la orfandad del espíritu y la pobreza de mi autoestima… Entre otras.

Atiendo rápidamente las situaciones o los dolores físicos porque sé que un médico o un tratamiento del tipo que quiera (alópata, alternativo, sugestivo, metafísico etc.) puede ayudarme a aliviar esos dolores y por supuesto tener una vida de calidad  mejor. Pero de pronto olvido que la raíz de todas mis dolencias físicas radica en mis emociones. En mi falta de habilidad para manejarlas o bien sanarlas y extraer de raíz los dolores, los traumas, los resentimientos, las carencias.  Se me olvida que lo primero que necesito para vivir una vida de calidad equilibrada es estar en paz. No tranquila solamente, sino en paz.

Pero para llegar a esta paz necesito transitar primero un camino de verdad cruel. El que me lleva a recorrer cada momento de mi chaparra vida. El que me muestra exactamente dónde, cuándo y de qué manera fue que mi seguridad emocional se fracturó; dónde, cuándo y de qué manera fue que me perdí como individuo y me dejé arrastrar por las críticas, los señalamientos, las imposiciones y aseveraciones injustas que se hicieron sobre mi persona; tengo que transitar este maldito camino que me va a mostrar nada más que la raíz de mi enfermedad emocional.

Me ha quedado más que claro que para adentrarse en este camino pantanoso, lleno de hiedra, basura, insectos, ratas muertas y cadáveres hediondos, necesito de mucho valor y mucho coraje, porque una cosa sí es seguro : ¡¡¡¡ME VA A DOLER!!!! Y mucho
No me va a ser nada agradable descubrir esas raíces y además olerlas, analizarlas y arrancarlas, porque después de todo son parte de mí, de mi historia personal y de las bases sobre las cuales me he conducido desde que tengo uso de razón.

Mi experiencia personal me dice que el precio que tuve que pagar para arañar la paz ha sido el dolor y es un precio verdaderamente alto.  Dicen que para poder percibir la luz debemos conocer la oscuridad y que muchas veces llegamos al cielo no por virtud sino porque en realidad estamos huyendo del infierno. Ya pagué ese precio, ya conozco el dolor y hoy después de tanto y tanto valor y coraje, después de tanto y tanto transitar este camino pantanoso puedo (repito) arañar un poco de esa paz:

Esa paz que me regala el perdón a mí misma por los errores que he cometido y los daños que he causado, la paz que  me regala el perdón a mis semejantes, la paz que  me regala el ser responsable de mí y de todo lo que conlleva ser yo. La paz que me regala el confesar mis culpas a Mi Poder Superior en presencia de otro ser humano como testigo. La paz que me regala el compartir con otr@s mi tiempo, mi esfuerzo, mi experiencia, mi poca fortaleza y la mucha esperanza que tengo de vivir mejor.
La paz que me regala conocer a mis serpientes y entender que la guerra terminó, porque no es cuestión de seguir guerreándole al mundo, sino de aprender a dominar a estas locas que me habitan, aprender a callarlas y darles medicina, habilitar la parte de mi sano juicio que persiste y se aferra cada día al rayo de luz que Mi Diosa Madre me regala a través de la bendita sobriedad que empiezo a acariciar.

Si me preguntaras ¿VALIÓ LA PENA MIRAR HACIA ATRÁS?
Mi respuesta sin dudar sería SÍ, TODO, TODO, TODO, HA VALIDO LA PENA
ES UNA EXPERIENCIA QUE NO TE PUEDES PERDER. Y ADEMÁS PRECIOSA, ESTOY DISPUESTA A ACOMPAÑARTE A TRAVÉS DE ÉL.


Para mi amada BuBo con mi corazón.

Galhamar Ryg


Imagen: Louis Jean Francois

¿Bailamos?

“Me pones muy nervioso… pero me haces muy feliz”

No le di nada de mí en ese momento
Solo mi presencia, el baile y una ilusión
No le di un sí, pero tampoco  dije “No”
Solo dejé la puerta abierta
Y olvidé cerrarme fuerte el corazón

¿Cómo  negarme el brillo de esa mirada?
¿Cómo cegar mis ojos a tan dulce sol?
¿Cómo decirle que también me agrada?
Si debo cuidarle mucho más que de un dolor

Bailamos una y otra vez
Sin importar el ritmo o el sudor
Cantamos juntos y reímos a pulmón
Entre sonoras carcajadas nos brindamos el amor

Y sus manos tibias y nerviosas me abrazaban
Y sentí entre sus brazos la pasión
Intenté disimular mi nerviosismo
Aunque fallé en el intento, mi anhelo curioso lo miró

No supe en qué momento la música cesó
Lentamente me movía y en esos brazos descansó
El corazón tan mío, alocado y sediento se sació
Mi alma descansaba sin que nadie viera mi dolor

No sé si acaso por ahí se me escapó
Un suspiro tierno y anhelante que en mí su boca provocó
No sé si acaso se habrá dado cuenta
Que en sus ojos mi ser se estremeció

Luego de lejos lo fingía y coqueto me celó
Me alegré de verlo tan pendiente
Cerca, lejos, despacito, sin temor
Su mirada aferrada me tocaba
Un hilo invisible a los dos nos envolvió

La delicia de su voz me ensordecía
Inquieta saboreaba de su olor
El roce de sus dedos me derretía
Su presencia me alivió el miedo y el dolor

De cerquita su calor me seducía
Su respiración agitada me envolvió
Sus labios por un momento creí alcanzar
Su corazón golpeaba el mío y brincaba sin parar

Prometí cantar a solas para él
Prometí las letras y  para mañana volver
Mi palabra se quedó dispuesta a cumplir
Más lo sueño y ansío ese día antes de dormir

Y al final llegó el momento de despedirnos
Con un beso y un abrazo me dijo “Adiós”
Con un beso y un abrazo yo no le dije
Que también en sus labios me quedó una ilusión


Mi mente silenciosa se lo dijo
Tan bajito que tan solo mi aroma lo escuchó:

“Pequeño travieso:
Si supieras lo nerviosa que me pones tú a mí
Si supieras cuantas veces me tragué los besos que guardaré para ti
Si supieras que también Tú Vida Mía…
Tú también  me haces muy feliz”


Galhamar Ryg


Imagen: Thomas Canty

martes, 16 de junio de 2015

Sorpresa

Tambores en carnaval
Relámpagos en el cielo
Gotas de lluvia en un desierto
Así fueron los latidos de tu pecho

Pétalos de rosa tierna
Almohada  de algodón en mi cabeza
Susurro en el oído en plena guerra
Así fueron tus manos a mi tristeza

Colibrí travieso merodeando en mis jardines
Miel espesa derramada en mis confines
Sol de fuego estacionado en mis rincones
Así fue tu boca regalándome colores

Cofre de oro desbordando maravillas
Paisaje verde, azul, morado y de flores amarillas
Aroma fresco a tierra humedecida
Así fueron tus ojos a mi piel entumecida

¿Dónde estabas Corazón que no te hallaba?
¿Serás real o sigo muerta soñando sin palabras?
¿Dónde estabas Corazón que ahora te encuentro?
¿Serás real o solo son las sombras lo que veo?

Déjame averiguar si es verdad que aún respiro
No quiero perder la oportunidad de robarte los suspiros
Permite que te abrace y te demuestre
Mi amor es grande y no ha encontrado aún la muerte

Toma fuerte de mi mano y cerremos bien los ojos
Corramos mientras tanto y saltamos a lo hondo
Abrázate fuerte a mi cuerpo, penetra mi pecho descubierto
Enrédame entre caricias, hagamos Mi Amor  juntos nuevo Fuego

No sé si hemos de caer o flotar en el intento
Solo sé que tus ojos en mi ser me han devuelto lo que quiero
Sin saber que llegarías de tus labios probé un beso
Uno mágico, sutil y poderoso que llenó de verde mis desiertos

Galhamar Ryg


Imagen:http://album.enfemenino.com/album/665192/el-amor-aveces-duele-15774193.html#p2

jueves, 11 de junio de 2015

No lo olvides

¡¡¡Más te vale que no olvides de dónde vienes!!!
Cómo llegaste y hacia dónde vas
Más te vale tener presente el camino
Si acaso no quieres volverlo a caminar

Recuérdate constante cómo lloraste
Y las madrugadas crueles sin final
Háblate de cuantas veces derrochaste
Del dolor y  sufrimiento descomunal

Necesitas volver a ver la triste vida
Revivir la angustia despiadada de esos días
Describir a detalle el sentimiento y la amargura
Levantar de los escombros el pasado entre penumbras

Más te vale que les hables y les digas
No pretendas esconder la soledad
Muestra ensangrentadas las heridas
Comparte la miseria y tu orfandad

¡¡¡Duele!!!!

Duele hasta los huesos recordar tanta tristeza
Descifrar los laberintos de espiral
Carcome al alma el remordimiento
El veneno se encapsula en el mirar

La vergüenza se apodera de tu frente
No permite levantarte a caminar
Los huesos se resquebrajan en el piso
Ese piso que no es lodo ni cristal

Los buitres y arpías esperan el momento
Tarde o temprano para ellos llegarás
Arrastrando dignidad, valor y con lamentos
Esperan por tu piel como un manjar

Más saliste de este oscuro pantano
La luz te ha acariciado una vez más
Al mirar la vista atrás no has comprendido
Como fue que saliste en realidad…

¡¡¡Más te vale que no olvides de dónde  vienes!!!
Cómo fue que llegaste y hacia dónde vas
Más te vale que levantes ese fondo
Si acaso ya no deseas volverlo a tocar

Quizás alguien te escuche Amada Galha
Y tu vida sea reflejo del Gran Sol
Quizás nadie te escuche Amada Galha
más tu voz honesta será tu salvación

¡¡¡Habla pues, canta y escribe!!!!
Comparte lo que hay en tu poder
Habla pues, canta y no olvides
Que hoy por hoy
Eres Un Milagro Nuevo Mujer

Galhamar Ryg


Imagen: Christian Schloe

martes, 9 de junio de 2015

Humedad

Me quedé con las ganas de desabotonar esa camisa
De besarte en la boca y no marcharme con prisa
Me quedé con las ganas de saborear esos dedos
Los que usaste para acariciar mi rostro y tocarme dulce y tierno

Me aleje corriendo sin voltear atrás la vista
Intentando ocultarte y olvidar que moría por tu saliva
Cerré mis ojos fuertemente cuando por fin te marchaste
¡¡Sal de mi mente, mis deseos y mi carne!!

Lo que pasa es que …

Me he quedado con las ganas de escuchar más de tu boca
De saber lo que te duele, lo que piensas y provoca
Me he quedado con las ganas de tocarte y desbordarte
Con el fuego en mi fogata que dejaste listo y esperándote

No me basta con pensarte y esconder de otros caricias
Me has dejado con las ganas de escucharlo en tu sonrisa
No me basta ya imaginarte en mi cintura como fiera
Te necesito, te deseo ¡¡Ven por mí!! Que soy tu presa

Procura que al volver tus helados se me impregnen
No dejes que resbale ni derrita, úntalos en mí como aceite
Quiero que sea tu lengua quien acicale mis secretos
Evita la tortura de marcharte con deseos

Tendrás entonces que seguir escribiendo
Imaginando, soñando, anhelando ser mi dueño
No te queda más que seguir ilusionado
Sin saber que he estado quieta y por ti sigo esperando

Porque me dejaste con las ganas de sentir que me amas
Y que esa fresca flor es el cobijo de mi alma
Me dejaste con las ganas de sentirte aquí en mi pecho
De dormir y despertar en tus brazos… aunque sea en los mismos sueños




Los brasas lentamente se apagaron…
Un suspiro se ha quedado, cientos más se han largado…
De nuevo vuelve mi respiración a su nivel perfecto
Te he sentido, te deseado, te he hecho mío…
Quédate así… aquí… callado… en secreto.

Galhamar Ryg


Imagen: Cris Ortega ¿¿??