lunes, 27 de julio de 2015

Amar en Libertad

Tengo una amiga. Una muy importante para mí. He pensado varias veces que ella es mi alma gemela, tiene 10 años menos que yo y las circunstancias de la vida nos llevaron a conocernos por una  necesidad de ambas de encontrar luz y recuperación a nuestra enfermedad.

A pesar de la diferencia de edades somos extremadamente compatibles en emociones, historias, pensamientos, carencias, necesidades, anhelos, ilusiones, traumas; incluso  nos ha pasado que nos enfermamos  en el mismo tiempo o nos suceden cosas muy similares si a caso por diferencia de días.   Por lo mismo nos comprendemos, no nos juzgamos, intentamos alentarnos una a  la otra y trabajamos creo yo, a la par en las mismas problemáticas.  Nos echamos porras, nos ayudamos a enfrentar el miedo con la premisa de que ninguna irá sola a enfrentarlo, ahí tras de cada una está la otra cuando haga falta.

Hemos encontrado una forma de relacionarnos muy armoniosa, nos buscamos las dos, nos escuchamos, hemos llorado juntas y también hemos reído a carcajadas porque curiosamente se nos ocurren las mismas bobadas que nos hacen ver la vida un poco más relajadamente.
No nos cuestionamos los actos, ni juzgamos las consecuencias, no nos pedimos que cambiemos absolutamente nada, no nos reclamamos si no podemos responder al momento una llamada o un mensaje, tampoco peleamos por tonterías… de hecho no peleamos por nada o nos fijamos en pequeñeces, lo que decimos no lo tomamos personal ni reclamamos absolutamente nada de lo que se haga, se diga, se sienta o se piense.
Al menos yo, me siento con ella en total y absoluta libertad de ser como soy en su presencia, de decir exactamente  lo que siento o pienso sin temor a que me critique o se burle. La amo con mi corazón y se lo he dicho tantas veces como ella  me lo ha dicho a mí. Le hablo con amor y le recibo también con los brazos abiertos el amor que ella tiene para darme. Y algo muy hermoso dentro de todo esto es que yo no tengo el más mínimo temor a nada, en especial a que me rechace o me abandone…

Sé que las personas somos falibles y quizás sea eso lo que me hace verla tan humana como me veo a mí, sé que en algún momento las situaciones cambiarán y que la forma de relacionarnos se transformará, pero eso no me lleva a pensar que el vínculo que hemos creado juntas llegue a romperse.

¿Por qué no podré relacionarme de la misma manera con un hombre? No me refiero a un amigo, sino a un hombre con el cual intente emprender una relación o un vínculo digamos romántico.

Intentando crear un ideal cuerdo y sólido en cuanto a mis relaciones románticas, llego a este punto y con esa claridad. Tengo ganas de sentirme así de a gusto con un compañero. Tengo ganas de recibir confiadamente el amor que me puedan pregonar y hartas ganas también de entregar el amor que yo tengo dentro a ese mismo ser. Con la misma seguridad y confianza, con la misma tranquilidad de que no habrá burlas, humillaciones, reclamos, cuestionamientos, posesión.

Tengo ganas de que además de llorar y reír a carcajadas con él, también pueda cantar y bailar a su lado, pintar mis muñequitos de kínder, aplaudir sus creaciones y alentarlo a seguir adelante.
Tengo muchas ganas de no preocuparme por el Rechazo o por el Abandono, dos situaciones que me han traído vuelta loca durante toda mi vida. Porque ha sido tanto mi terror a estos dos señores que para evitar enfrentarlos he hecho cosas que no he querido hacer, he soportado cosas que sé que  no merezco soportar, he traicionado a mi esencia y coartado mi libertad.
El terror al Rechazo y al Abandono me ha llevado a ser alguien que no soy y por supuesto también a reclamar, cuestionar, poseer, disimular, fingir, reprimir, callar o gritar según sea el caso.

Con mi amiga no me siento en peligro alguno y me relajo, la dejo ser quien es y la amo por ser eso mismo, pero con un hombre es distinto porque suelo abrazar la idea de que mi vínculo con el hombre debe ser  romántico, feliz y eterno.  Además me aferro a la idea de que si éste o aquel a quien yo ame se van, voy a morir de tristeza, se me irá con él el aire que respiro y mis fuerzas no servirán para más nada. Suelo tener en mi cabeza la idea infantil de que mi vida depende de esa persona y que absolutamente todo gira en torno a él. Suelo perderme en la entrega no del amor que tengo dentro, sino en la entrega de mis carencias y necesidades existenciales imponiéndole a ese hombre que se haga cargo de satisfacerlas…

Se me olvida de pronto con el vínculo romántico que se trata solo de compartirme tal cual soy con él. Se me olvida que tan solo debo tener los brazos abiertos y el corazón dispuesto  a recibir lo que desee compartirme pero igualmente los brazos bien abiertos para permitirle alejarse cuando le sea necesario, con la seguridad de que lo que yo he entregado se me queda a mí fortalecido por experiencia y lo que él a su vez me haya regalado.
 Se me olvida de pronto que el peso de mis carencias es taaaaaan enorme que ningún ser humano puede soportarlo y terminan por rechazarme y abandonarme, de manera que buscando huir de los Señores que me aterran (Rechazo y Abandono) sin darme cuenta voy en la dirección exacta para estrellarme contra ellos.
Y me quedo rota, partida en cachitos, triste con la sensación de ser torpe e incapaz de relacionarme sanamente con un hombre…

Y ahora que escribo veo el por qué. Cuando conocí a mi BuBo hermosa, no tenía la idea de que ella me resolviera esas carencias ni tampoco  la idea de que ella sin mí no podría vivir. Al contrario, llegué a su vida con la idea de COMPARTIR con ella mi experiencia, mi fortaleza, mi esperanza, mi ser entero con el único fin de que ambas pudiésemos crecer y alcanzar algo maravilloso que se llama sobriedad. Nada más. El vínculo con ella me hace sentir fuerte, feliz y amada. Y cuando sé que ella se siente igual conmigo me siento útil y profundamente agradecida por ser capaz de amar en  libertad.

No puede ser tan diferente con un hombre viéndolo desde esta perspectiva… ¿Verdad?

Jajajajajajajaj     ¡¡Qué loca!!!   Lo voy a intentar <3

Galhamar ryg


Imagen: ¿¿??

domingo, 26 de julio de 2015

No tengo prisa

La brisa fresca de tu andar
El hierro candente en tu mirar
Tus labios mordiéndose por no besar
Tu esencia me ha hecho estallar

Mi corazón vibra sin detener
El deseo por sentir esos labios en mi ser
Por morder tu boca y disfrutar tu miel
Envolverme en tus brazos y renacer

He de hacerlo… lo sé
Tarde o temprano en mi red te tejeré
Lento o despacio el momento sentiré
El momento dulce de perderme por tu piel

Y es que sueño cada noche con poderte saborear
Cantar para ti, bailarte sin parar
Sueño y vivo ilusionada por  tocar
Tu mirada tierna enamorada de mi paz

Mientras tanto déjame respirarte
Absorber tu aroma y enamorarme
Mientras tanto déjame guardarte
Entre suspiros este fuego que me arde

Regálame un beso eterno
Uno que no se acabe
Regálame el fuego tuyo
Que en tu pecho ya no cabe

¡¡Te amo!! ¡¡Amo amarte!!
Amo poder sentirlo y poder disfrutarte
Amo sentir que  me amas
Y en tus dedos mis cabellos enredarte

No tengo prisa de nada
Ni de lo que sueño, ni de tu magia
Quizás no lo sepas pero en mí
Tus huellas has dejado tatuadas

Por ahora déjame saborear esto despacio
Déjame guardar la ilusión de tus besos y tu encanto
Por ahora déjame escribirte, cantarte y prometer
Que estoy esperando ese momento…
El  momento en que juntos nos podamos perder


Galhamar Ryg

miércoles, 22 de julio de 2015

Estoy Enamorada

Me siento atrapada. Atrapada entre el deseo que tengo de besarlo, de mirarme en su mirada, de perderme en sus labios. Sujeta de manos y con el corazón vuelto loco.
Había olvidado lo hermoso que se siente que te dediquen una canción, que te den un beso en la mejilla como si en eso se le fuera a ir la vida.

Ya no podía sentir mi piel vibrar con una sonrisa, ni mi panza hacerse revoltijo con una caricia. Hace tanto tiempo no sentía que soy observada y admirada desde lejos. Quizás ha pasado mucho y más últimamente pero no lo noté o no lo quise notar para no sentir lo  mismo.  Es más cómodo estar de lejos, ver las cosas con frialdad, dar un beso con el corazón enjaulado y no permitir que se salga ni que se mueva, ni que opine. El mío se desboca, se enloquece, se me va de patas y no para hasta que la realidad lo estrella y se rompe en pedacitos.

Es más fácil no dejarlo salir, sujetarlo, callarlo, tenerlo prisionero y adormecido.
Mi plan estaba perfecto. Mi plan desde hace un tiempo consistía en divertirme, involucrarme exactamente lo necesario (sexo) y nada más. No sentir, no suspirar, no soñar despierta, no tener esas inmensas ganas de cantar por todos lados, no bailar a solas aunque me vea todo el mundo. Mi plan desde hace un tiempo era no esperar un mensaje, ni una llamada, no buscar un encuentro, ni reír a carcajadas. No sentir mis tripas retorcerse como si una le diera un pellizco a la otra al ver a “alguien”.
El plan era no aspirar un perfume tan profundamente que se me quede en el alma hasta la siguiente vez que esté cerca por “accidente” del cuello de un hombre.
Y más allá de eso todavía, el plan consistía en no tener el deseo ferviente de hacer feliz a alguien que estuviese fuera de mí. El no desear arrancarle una sonrisa o un suspiro, el no amar, el no conquistar, el no buscar una y  mil formas de hacer a alguien que sintiera un poquito el profundo amor que soy capaz de dar.

Aaaahhhh!!! Qué sencillo es vivir así. Sin sentir, sin inventar diálogos inexistentes que se anhelan, vivir con el corazón dormidito…

Sin importar el número de personas que se me acercan y la cantidad de cosas lindas y/o grotescas  que puedan decirme, mi plan estaba perfecto y llevado a cabo al pie de la letra. La Señora se creía muerta (La yo Enamorada) Se creía dadora de amor, sin esperar nada. Se creía segura y cómoda en ese lugar donde ninguno podía hacerle temblar las rodillas. Tan solo veía alegre las muestras de interés de todos, tirando por la borda cada palabra, gesto, insinuación, petición directa, propuesta indecorosa o lo que sea de cualquiera que se acercaba.

Y de pronto…

“Por tu fragilidad
Porque eres como el viento
Porque eres libertad
Porque eres un misterio
Fantasía y realidad
Porque a tu lado todo es nuevo…

Píntame de azul esta mañana
Ilumíname esta noche con tu voz
Lléname de fe esta madrugada
Que la vida nunca pierda su color”

IGNÓRALO me dije muy prudente como debía ser. El plan era perfecto no podía romperse con nadie.

Por mucho que enviara canciones, por mucho que preguntara cómo estoy, por mucho que me mirara con ojos enamorados, por mucho que me manifestara un interés real y genuino por saber de mi vida, de mis dolores, de mis pasiones, de mis letras.
No podía romper el  plan un hombre que se acercara a mí aterrado dispuesto a arriesgarse a enfrentar el rechazo, así tuviera el olor de los jardines que me enamoran o tuviese una mirada fresca llena de admiración no hacia mi cuerpo, sino a mi alma. No podía, no quería y  no debía romperme el plan con su voz, ni con su aliento cerquita diciéndome ADIÓS.
Ni con sus manos nerviosas, claras y francas al tocar mi cabello como no queriendo la cosa. Nada… NAAADAAAAA DEBÍA ROMPEME EL PLAN.
Ni su voz, ni su mirar, ni sus caricias, ni sus mensajes, ni las canciones o chocolates. Ni sus preguntas o confesiones, ni el saber que a kilómetros de distancia seguía enamorado y esperando volver a mi lado, ni el saber que esperara cada tarde por mi encuentro  ni el ver su sonrisa de felicidad al verme llegar. 
No podía nada ni nadie deshacer el hielo en el cual encerré mi corazón tan lastimado.
Ni debía hacerme dudar de mi plan ni de mis decisiones de no amar.

Nada de esto debió pasar. Porque no lo buscaba, ni lo quería, ni lo estaba esperando. No esperaba suspirar, ni anhelar, ni soñar despierta, ni cantar canciones a todo pulmón, no esperaba reírme como estúpida al verlo llegar, ni contar los minutos para disimuladamente saludarlo y sentir sus brazos un instante envolviendo todo mi terror a amar, como si con ellos le susurrara a mi corazón TRANQUILA GALHAMAR, TRANQUILA, ES HONESTO LO QUE SIENTO POR TI.
Como si con sus brazos rodeándome suavemente tuviera la capacidad de doblar mi orgullo, de disolver los dolores del ayer, de darme paz y esperanza de volver a nacer… como si al  mirarme fijamente tuviera la habilidad para convencerme de que vale  la pena volver a intentarlo, que entregarse no es tan malo si me veo reflejada en sus ojos una y otra vez, si puedo tocar sus labios con los míos y perderme en esos brazos aunque sea un anochecer.

Río y lloro a la vez. Me vuelvo loca cada noche y despierto entre suspiros al amanecer.
Sí… no sé cómo diablos pero lo hizo. Me rompió el hielo, me desbarató mi plan, me disolvió el miedo. Me abrazó el alma y me ha dado un nuevo sueño…

Sí… Deseo, decido y me atrevo a amar a un hombre una vez más.

Galhamar Ryg


Imagen: Christian Schloe

lunes, 20 de julio de 2015

Guárdalos...

Bésame de lejos
De noche, entre lamentos
Bésame despacio
Romántico, tierno y fresco

Bésame suavemente
Y vuelve a acariciarme los cabellos
Bésame con los secretos
Con las yemas de tus dedos

Bésame con la mirada
Discreta, voraz, desesperada
Bésame por las mañanas
Y en cada madrugada

De nuevo vuelve a besarme
Con los hilos de tu alma
Bésame sin palabras
A gritos, con la voz ahogada

Bésame con la sombra que te acompaña
Y con las cobijas que te tapan
Bésame el corazón Amor Mío
Que mi alma está en tu alma

Mas guárdame los besos que son míos
Crea en tu pecho nuestro nido
Guarda para mí aún más caricias
Que tarde o temprano
Besaré mucho más que tus delicias

Me has dejado la piel enloquecida
Me has dejado el alma ya con vida
Le devuelves a mi pecho una esperanza
En libertad me haces tuya y derrites mi muralla

¡¡¡Loca!!!! ¡¡¡Loco!!!

Hemos abierto una puerta bien cerrada
La puerta que esconde mis deseos de ser amada
Hemos entrado a ese lugar aterrados
Y valdrá la pena si un día me pierdo en tus labios

Y bésame…


Bésame cada vez que me respires
Guárdame en los labios tus besos y has raíces
Bésame cada noche al despedirte
Que yo en mi lecho Vida Mía
Sentiré cómo de la muerte me revives

Galhamar Ryg

Imagen: http://es.aliexpress.com/store/product/Couple-Kiss-Needlework-5D-Diamond-Painting-Cross-Stitch-Embroidery-Craft-Decor-Fashion-Famous-Painting-Room-Decoration/1761010_32374045891.html

miércoles, 8 de julio de 2015

Corazón de Panal

1)     Moreno, trabajador, simpático, cariñoso, detallista, 34 años: “Quisiera sentir tu humedad con la yema de mis dedos”
2)    Moreno, trabajador, pashasito, caballeroso, amable, 55 años: “¡¡¡Güera!!! Dime qué tengo que hacer para merecerte”
3)    Blanco, barbado, coqueto, desconozco si es casado o la edad que tenga, calculo que más de 55 . Lunes, miércoles y viernes lo encuentro en un parque, con la mirada y una mano saludando  nos decimos algunas cosas…
4)    Alto, delgado, fuerte, atrevido, sensual, 18 años: “Prometo que en menos de 6 meses estarás en la cama conmigo”
5)    ¡¡¡Un morenazo más!!! 36 años, atento, trabajador, detallista, ansioso. “Te ves hermosa Galy, te estás poniendo muy sabrosa… ¿necesitas algo hermosa?... cuenta conmigo”
6)    64 años, jamás lo he visto en mi vida pero a diario nos escribimos “Que tengas un bonito día, mi dulce Galhamar Ryg. Te amo Niña de mi ilusión…”
7)    Blanco, tatuado, mirada triste, 23 años. “Me pones muy nervioso… escucha estas canciones… quiero estar cerca de ti… verte me hace feliz”
8)    Blanco, huraño, acelerado, 42 años “No te enojes conmigo Medusita, como quisiera sentir esa cabellera sobre mí y enredarnos juntos”
9)    Músico, romántico, sensible y tierno. 34 años “Te extraño mucho Bebé, ya tengo muchas ganas de verte, Te amo”


Menciono solamente los que me provocan “algo”
Creo que cualquiera que me lea podrá decir que soy tal vez loca o estoy mal de alguna parte especifica de mi cerebro… o de mi cuerpo. Quizás igual y me tilden de más cosas.

Edades diferentes, tipos de hombre diferentes, algunos más altos que otros, colores distintos, ojos, miradas, cabellos, manos, brazos… Y lo escribo y la humedad se desliza por mi ser!!!!

Y es que me gustan todos. Los deseo a todos y aunque parezca loco o estúpido amo a la mayoría.
A los que no amo es porque no los conozco del todo y  no me he dado la oportunidad de conocerlos y crear un vínculo. Porque aunque no haya tocado a ninguno, con todos tengo un vínculo especial.

Amo la dulzura de uno cuando me toca por accidente, la mirada perdida del otro cuando camino, amo el aroma de uno más cuando se me acerca y su sudor delata su nerviosismo, amo las manos blancas de uno más tan temblorosas. Perfectamente comprendo que esto es amar el deseo que sienten por mí. Y reconozco y admito que esto tiene que ver únicamente con mi ego.

Sin embargo también amo su sensibilidad, su ternura, su tristeza, su soledad, los recuerdos que de noche los atormentan, su frustración por no tener de la vida lo que buscaban, su inquietud de volver a sentirse libres y llenos de vida después de tener un matrimonio de muchíiiiisimos años.  Amo sus inquietudes y esperanzas, sus deseos de vivir y a la vez su terror a la vida, terror que esconden tras un disfraz de SOY UN CAMPEON Y A MÍ NO ME PASA NADA…  amo verlos planear algo para su futuro y mencionar con una enorme sonrisa los recuerdos de su ayer. Amo su optimismo y la cajita donde guardan la tristeza de saberse solos, sentirse solos, temer morir solos.
Amo las prisas con las que regalan una caricia, no vaya a ser que si te acarician despacio les vaya a gustar más y si les gusta se enamoren y si se enamoran sufran. Amo como se asoma de repente su ternura aunque no lo noten, su dulzura aunque la escondan y su amor por mí, aunque corran.

Amo el valor y el coraje que tienen para acercarse a una mujer como yo a pesar de ser 15 años mayor, no les importa si saldrán volando después de que los apalee con mi desprecio, amo la ternura con la se acercan a darme un dulce o un detalle que recolectaron pensando en mí en medio de la arena. Amo el corazón que me entregan cuando me hablan de sus experiencias dolorosas, de su tristeza por ser abandonados, de su necesidad de sentir que llegarán a ser hombres de provecho. Amo y me contagian de esas ganas de vivir, de amar, de crear, de sentir que la vida tiene un sentido y vale la pena vivirla. Amo ver su libertad interior plasmada en los dibujos que no le muestran al mundo.

Amo la sensación con la que se van después de haber estado conmigo. Esa sensación que les deja un suspiro y una ilusión, aunque quizás y lo saben, nunca puedan desnudarme el cuerpo tanto como se les desnuda el alma cuando se atreven a mirarme a los ojos.  Amo verlos despedirse y caminar más derechitos porque después de estar conmigo se siente más guapos y fuertes de lo que se sentían antes, se sienten más varoniles y llenos de vida. Se sienten amados porque no sé cómo pero les hago sentir mi amor por ellos y también les hago saber cómo es que mis ojos los miran. Ojalá pudieran mirarse a sí mismos a través de mis ojos.

Amo el suspiro que sueltan cuando me sienten aunque sea un poquito de su propiedad porque son totalmente consientes de que tengo un vínculo personal, único e irrepetible con cada uno. Cuando se sienta uno frente a mí, sabe que toda mi atención es para él, que mi sonrisa, mis gestos, mis palabras o hasta lo que estoy pensando le pertenecen en ese instante. Saben que lo que comparten conmigo se queda guardado en mi corazón como un gran tesoro y saben perfectamente que de igual manera me comparto yo con ellos de manera personal. Se saben amados, admirados y acompañados por mí, cada uno en su momento y en su circunstancia.

Finalmente debo confesar:  me encanta la sensación de sentirlos a todos míos, sabiendo que con ninguno de ellos he de despertar. Amo la libertad que me regala verlos a todos, soñar con ellos y escaparme como agua de sus manos. Amo esconderme en las letras y escribirles a todos y a ninguno al mismo tiempo.  Amo tener la capacidad de mirarme y perderme en sus ojos, de sentirme enamorada de a poco cada vez y soñar con ser sí la mujer, la amante, la amiga, la compañera, el secreto, el deseo, la prohibición, la madre protectora, la hermana cómplice, la fiera desbocada sobre sus cuerpos hermoso, la que les arranque la ropa y los vuelva locos.
Amo ser de ellos porque lo soy, amo ser tan mía como para no pertenecerle a ninguno…

Estoy muy loca eso ya lo sabemos todos. Pero a fin de cuentas, este mi corazón que sí es un panal me hace feliz, me da ilusión y alegría todos los días. Y lo mejor de este Mi corazón, de nuevo lo reconozco, es la capacidad tan exquisita que tiene de amar y de convertir en una maravilla todo lo que toca… la capacidad que tiene para amar tanto y a tantos a la vez.

¡¡Ay de mí con este Corazón!! Mi enloquecido Corazón de Panal

Galhamar Ryg

Imagen: Christian Schloe

Set your heart free

domingo, 5 de julio de 2015

Sin cordura

Vuela por las noches a mi lado
Disfruta  mis palabras y mi encanto
Cierra los ojos y te abrazaré dormido
Ahí en tus silencios, a escondidas, calladito

Abrazaré el mar que me regalas en las conchas
Gozaré callada la mirada tuya entre las sombras
Voy a acariciar tu rostro disimuladamente
Hoy dormiré abrazada a tu pecho tiernamente

Y es que de pronto te me antojas como droga
La droga de tus besos, de tu barba, de tu aroma
Y es que de pronto sueño con hacerte mío
Con besarte y perderme en tus ojos mientras suspiro

He soñado varias veces con besarte
Veo tus labios a lo lejos y comienzo a saborearte
¡¡Ay de mí que no me para la locura!!
¿Qué será de esta mi fiera si no vuelve la cordura?

Porque hoy quiero perderla y con mis  labios tocarte
Recorrer tu pecho, sentir tus manos que arden
Es que hoy quiero enredar en mis dedos tu cabello
Sentirte en mí, conmigo, completo enloquecido

Me recuerdas el tiempo viejo de mi gracia
Las noches felices, perdida en carcajadas
Me recuerdas ese aroma fresco de la lluvia en la tierra
Los botones de una rosa que en mi vientre dan la guerra

Me despiertas y apasionas con tu mano en mi cuello
Con el beso cerca de mis labios y tu pecho fresco
Me revuelcas nuevamente en el mar de ilusiones
¡¡Por piedad!! Otra vez, ven y dame las pasiones

No quiero morir seca y sola sin haberte saboreado
No lo sabes, ni imaginas, el peligro está en mis manos
El peligro de perderme y entregarte todo
De amarte tanto, abrazarte, hundir mi cabeza en el lodo

“Tonta, loca, ingenua” me dice mi conciencia
“Entiende que tu tiempo terminó, no vuelvas a la guerra”
Y es que reconozco que no sé amar de otra manera
Y quiero amarte a ti y perderme en tus fronteras

Quisiera mirarte lejos donde nadie te conozca
Y ahí tocarte lentamente, desnudarte de las ropas
Sueño con tenerte enredado entre mis piernas
Despertar y mirarte desnudo entre la niebla

Sueño con llorar por sentir tus labios enamorados
Mirar tus ojos, perdido de mí, sentir que te amo
Muero por fugarme de esta realidad tan maldita
La que me dijo que el amar es una estúpida mentira

Seguramente tocarte sería perder una vez más la vida
Regalarte con mis yemas lo poco que tengo en la saliva
Amarte significaría saludar de nuevo a la muerte
Mas la pena vale si puedo al menos una vez
Entre tus brazos perderme...

No me engaño, lo sé.

Eres como la droga que probé algún día
Tan deliciosa fuga y bendita despedida
Te deseo tanto como deseo no sentir nada
Solo vibrar por dentro, sentirme una vez más amada

Y aquí en mi cama he de soñarte aunque te vayas
Aquí desnuda y fría te amo entre las sábanas
No sabrás nunca que cada noche te hago mío
Ni imaginas Mi Amor que tú a mi pecho
Lo has dejado enloquecido.

Galhamar Ryg


Imagen: Jared Joslin ¿¿??

jueves, 2 de julio de 2015

De ti depende

Ojalá poder tuviera para darte la esperanza
El sanarte los temores y curar tu mente incauta
Devolverte sobriedad, juicio entero y fortaleza
Regalarte vida nueva y volar en tus fronteras

Mirar de frente la tristeza a tu lado estoy dispuesta
Sonreír y compartir mi pasado aunque me duela
Bailar, cantar, escribirte y reír entre tinieblas
Con anhelo de mirarte despegar desde esta tierra

Si pudiera en tus  manos colocaría más que lujuria
Regalaría a tu pecho un corazón perdido en la ternura
Ojalá tuviera habilidad para cambiar piedras por flores
Y mirarlas florecer en tu ojos libres de temores

¿Cuántas dudas surgen al enfrentar este camino?
¿Cuántas lágrimas derramarás con y sin sentido?
¿Cuántas noches habrás de pasar en vela y esperando?
Una luz pido a Mi Diosa mande esta noche a tu regazo

Porque al fin de cuentas eso es todo lo que buscas
No lo sabes, ni lo notas, estás cansado de penumbras
Pido y ruego por tu corazón tan desvalido
Tarde o temprano ha de llegarte Amado un gran alivio

El alivio anhelado de saberte bendecido
El alivio que añora tu cuerpo y franco espíritu
Un alivio eterno que nada ni nadie puede regalarte
Ni yo, por más que quiera de mí todo entregarte

He de abrir la puerta entonces de mi sufrimiento
Mostrarte lo que soy, regalarte lo que tengo
He de ser compañera fiel que a tu lado avance
Con la fe completa de que nada pueda derrumbarte


Tan solo te suplico que resistas este paso
No te fugues ni te venzas, no confundas mis abrazos
Tan solo te suplico que comprendas que yo amo
Tal vez sea la misión que se ha puesto entre mis manos

Amarte a ti, amar el Sol, las noches y a la Luna Bella
Amanecer dormida envuelta en mil estrellas
Amar es lo único que sí puedo hacer bien y el entregarme
Entregar el cielo que en mis manos tengo para darte

Habla entonces de todo lo que te atormenta
Llora, grita, has berrinche, patalea
No tengas miedo de encontrarte con respuestas
Entenderás tarde o temprano de donde viene la tristeza

Habla entonces y vomita tus dolores
Cada uno será transformado en bellos dones
Habla entonces y no olvides que ya no estás más solo
Llegaste al puerto, con vida, frente a ti hay un gran tesoro

Abre tus ojos y tus oídos mantén alerta
Una a una caerán para ti todas las perlas
Mantén tus ojos y tus oídos bien abiertos
No permitas que se escape de tu ser ni un momento

Cuando menos te lo esperes estarás dando lo que hoy recibes
Y verás que el mismo amor te transformó y te dio raíces
Cuando menos te lo esperes notarás que has renacido
Y hasta entonces Amado Amigo encontrarás todo el sentido

El sentido de tu llanto, de los golpes y fracasos
De la tristeza y la orfandad que a su paso te dejaron
El sentido de esta vida que parece gris y que no entiendes
De la rabia y el dolor que hoy te envuelve entre sus redes

Pasará te lo prometo, si es que así lo quieres
Si lo buscas y con rabia te aferras a lo que hoy tienes
Pasará la noche gris y terminarán los sueños tenebrosos
La luz te envolverá y renacerás de los escombros

No me creas, busca y persigue por ti mismo
Aférrate a la vida, vuela sobre el abismo
No me creas, observa y pregúntatelo a solas
¿Cuánto más quieres perder?
Si siempre has vivido entre las sombras


Galhamar Ryg


Imagen: http://s637.photobucket.com/user/overfield/media/angel.jpg.html